Gas MHD

REDUCE LA EMISIÓN DE GASES TÓXICOS, AHORRA GAS Y MEJORA LA COMBUSTIÓN.

Es un Sistema Acondicionador de Gas compuesto por dos imanes permanentes que emiten un poderoso campo focal magnético. Su carcasa magnética está concebida para resistir las inclemencias atmosféricas, por lo que puede instalarse a la intemperie sin problemas.

No entra jamás en contacto directo con el combustible, al colocarse en el exterior de los conductos del gas. Por lo tanto, su acción no cambia químicamente el fluido, sino que lo polariza variando su estructura física a causa de la energía magnética. Una energía alternativa, limpia, inofensiva y no contaminante. Con la instalación de este producto conseguimos que las calderas y calentadores mejoren su rendimiento, reduzcan el efecto contaminante de los humos y alarguen su vida útil.

 

Funcionamiento y beneficios

Los imanes generan un campo magnético de alta intensidad que actúa sobre las moléculas que forman los gases. Los gases presentan, en su estructura molecular, los llamados racimos moleculares; éstos impiden que al producirse la combustión el gas queme en su totalidad. Con la colocación de estos imanes, se emite un potente campo magnético lineal que rompe dichos racimos y ordena los iones, con lo que consigue una combustión más efectiva.


Esta polarización hace que con la misma cantidad de mezcla aire-gas no se generen desperdicios y obtengamos una combustión total con el consiguiente ahorro en el consumo de gas, aumento del rendimiento, alargamiento del tiempo de mantenimiento (evita incrustaciones) y reducción de contaminación (hasta un 30% en CO).


Este producto no consume energía, ni necesita reparaciones ni mantenimiento y no afecta a las placas electrónicas del equipo.